JORGE SANDOVAL SALDÍAS – LA MUSA ITALIANA

¡Compartir!

ALGO QUE PUDO SER UNA CITA

           (En memoria de Sergio Hernández Romero)

                “Nunca estuve en Bruselas. Pero como me conocen me engañan”. Ivo Maldonado

 

Yo nunca estuve allí

Pero estoy seguro que tú tampoco llegaste

Mi Nadja!!

No llegaste a la estación

No llegaste a posar tus ojos sobre los durmientes

No llegaste para fumarnos en el frío de este

/Chillán

Que hoy nada tiene que envidiar a Paris, Praga o

/Bruselas

No llegaste esa última noche para bebernos los

/labios

Para comernos la boca entre la bruma de los

/sueños y las oscuridades

No llegaste

Y yo que nunca estuve allí

Perdido entre la urdimbre de la ciudad

Tampoco llegué

 

[Destiempo. Editorial Bukowski. 2015]

LA MUSA ITALIANA

La joven musa que se (des)viste

como si fuera una musa italiana del

cine

La musa italiana

La muchacha que sueña un sueño de

musa italiana del cine

La de Fellini, la de Passolini, la de

Rossellini y Visconti

La que tiene en su piel el secreto de

la piel de la musa italiana

como si fuera Claude Josephine de la

blancura dolorosa sin banderas

La muchacha de largos cabellos

desgreñados como amantes de

película italiana

de película de amor neorromántica

o neorrealista, pero italiana.

La musa italiana en el secreto de la

noche no italiana

en el silencio de los cuerpos que se

aman no a la italiana

sin el galán italiano para que diga

lindas palabras en italiano sin una

noche italiana

con una noche, como tantas otras

noches, fragmentada.

La musa, el galán y los amantes que

sueñan el amor a la italiana.

 

[Para robarle el secreto a la muerte. Editorial Bukowski. 2020]

POR TOCARTE Y NO TOCARTE

Por tocarte y no tocarte te he tocado

con el vigor de mis palabras te he

tocado

y también en lo literal y en lo

literario te he tocado

he besado tus labios y he besado tu

piel

y la piel de tus labios se ha fundido

en mi beso

y he besado, y he tocado un poco

más

pero no más allá de las ingenuidades

y no me basta, pero me basta la

posibilidad

las segundas intenciones, las

fantasías textuales

de todo poeta que es un fingidor –

¡claro que sí, Fernando!

el poeta es un fingidor

y otras veces se deja abrumar en la

certeza de inmolar vestales salvajes/

o en el rito de plantar algún árbol

en las viejas esquinas

o en el acto tan poético de beber un

poco de vino que permita emular

la envidiada condición de poeta

maldito

que se pasa las noches con las putas

en alguna bohemia ciudad europea/

o tal vez al calor de alguna salsa en

la Cuba comunista

que ni por comunista que sea

– y creo que esto es hablar más en

pretérito –

puede llevar en sus banderas ese

aroma de tu ombligo

ni la exactitud que tienen las

curvaturas de tu espalda

que no he tocado ni en París ni en

Praga ni en Bruselas

porque para ser rigurosos,

para ser fieles a las escrituras

debo decir que allí, ni allá te he

tocado

y asumo que los demonios

que las agujas en mi cabeza

construyen los ladrillos, los puentes

para escalar al santuario de tus

templos.

 

[Para robarle el secreto a la muerte. Editorial Bukowski. 2020]

PARA ROBARLE EL SECRETO A LA MUERTE

“Me repugna

la forma en que esperan la muerte

con la misma pasión

que una señal de tránsito”

(Charles Bukowski)

 

Un lugar para dos

Un bosque testigo en el sur o las calles

de alguna ciudad

Un silencio de lluvias soñadoras

Unos besos con sabor a maqui

Y unos pechos breves como arándanos

El abrazo de mi lengua portadora del

fuego

Y también un poco más de besos y

palabras como serpientes

Y también un poco de tu mar en lo

prohibido

Y lo prohibido de crisparse pelvis y

pelvis

Para robarle el secreto a la muerte.

 

[Para robarle el secreto a la muerte. Editorial Bukowski. 2020]

ARTE POÉTICA 2.0

Es urgente el amor

escribir desde el lenguaje

más allá de los otros lenguajes

que hoy vienen a llamar algunos poesía

despeinar cada día las huesos y las palabras

respirar desde las verdades anquilosadas en el yo

desde las memorias

acallar con mi lengua el discurso de los dioses

el idioma de los cuerpos y las piedras

evitar la mordida de serpientes

nutrir el seso y la carne

reposar con ese silencio de bosque

llorar con el llanto de una mesa sin pan

alzar las banderas de los amantes

lanzar las primera piedras

arrancar como un cuchillo

desde las vísceras

el verso incendiario

la sonrisa de agua que refresca.

 

 

 

 

jorge sandoval jorge sandoval
BIOGRAFÍA

Poeta y docente de Lengua Castellana y Comunicación. En 2002 obtiene el tercer premio en un concurso para autores inéditos organizado por el Grupo Literario Ñuble con el poema “Algo que pudo ser una cita”. En 2015 obtiene el Premio del Público en el festival de cortometrajes The CortOZ con un cortometraje basado en su cuento “Analepsis”. El mismo año publica su primer libro “Destiempo” (Editorial Bukowski). Organiza y participa de variados eventos en la ciudad en bibliotecas, cafés y pubs; y oficia de jurado en varias versiones del concurso de microcuentos de la Universidad de Concepción, “UDEC en cien palabras”. Durante el año 2019 se incluye en la antología “Palabras escritas en Tiempos de Cólera” (Taller del Libro) su poema “De amor y lacris”. El año 2020 se presenta su segundo libro “Para robarle el secreto a la muerte” (Editorial Bukowski), proyecto en el que se evidencia una poética que va desde el epigrama clásico a la poesía erótica de herencia rojiana. Durante este año se integra al equipo del centro cultural Contexto Ñuble. Participa como invitado del 1er summer book fair 2020 organizado por Mi Libro Hispano, en el 4to encuentro de poesía “Arte para volar” 2020 que se realiza desde Colombia y en el Primer Festival Internacional de Poesía “Los últimos poetas”, organizado por Editorial Bukowski y la Escuela de Artes y Culturas Amazónicas, Perú. Actualmente es miembro del centro cultural Contexto Ñuble; co fundador y Director del proyecto editorial Poetansia Editores.

 

Comentarios

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comments
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Casa Bukowski