Abel Cardejal – Las muecas son el disfraz de la ausencia

 

POR EDUARDO LEÓN

 

Abel nace en Lima y desde Perú su palabra se hace tinta, va derramándose en los poemas que respetan el silencio mientras su voz se desata, tomándose la vida.

 

Cardejal va campante sintiéndose sincero de exponer vivencias ajenas, sus molinos de vientos al susurrar le dan un sorbo a la inquietud hasta convertirse en testigo de las emociones que nos hacen libres.

 

Hace poco coincidimos en este nuevo mundo de la virtualidad mientras nos tomábamos una cerveza bien helada en el imaginario fronterizo de un puente que cruza el río Zarumilla, que conecta Huaquillas (Ecuador) y Aguas Verdes (Perú). Les comparto nuestra conversación:

 

Abel es poeta, narrador y cuentista. Que inspira y mueve al escritor. Cuál es el testimonio del tiempo que te ha tocado vivir.


Inmiscuirme en los sueños de otros destinos, desnudar los gritos silentes, mis reclamos de ocio en mi labor escrito, me llena de calma y también los espacios profundos por canalizar mi realidad. Mi esencia dejó en claro mi pasión, me llena de virtud y me deja ser libre con las palabras, con la imaginación, con el pensamiento, con los sueños sin dormir; encontré una vocación que me muestra mi identidad y mis sentidos de vida en este presente.

 

Uno de sus poemarios se titula “Para que me odies como te amo”. Consideras que la poesía no busca adeptos, urge de amantes.


Los odios sentimentales dejan un amor pasional de ausencia en un te amo urgido, los vicios buscan ser parte de esos destinos sublimes en cada verso compartido, donde urge el guste detallista de los amantes lectores y dejan huella en los sentidos duales del guste universal.

 

Tu libro “CUEN TEN” (10 cuentos). Al abordar este género literario que enseñanzas te dejó y anécdotas que puedas contarnos durante el proceso de escritura.

 

CUEN TEN, es un libro muy importante para mí, cada historia deja una huella sutil de verdades y realidades, me reencontró con mi pasado infante, con los primeros temores, no pelearse entre hermanos, quererte cómo eres, amar a la familia, como enfrentar esos temores, el respeto mutuo, no olvidar el amor de verdad y también darle el amor a querida mascota. (Hay un gigante de pulgada, Dulces para su caramelo, Ruleta de circo, La pera que se desespera, Gatuno valiente, Lunareja, La banana enana y sus cuatro hermanas, Brandolito ya no está solito, El tomate jaque mate y Cometa en el cielo)

 

Anónimo silente, tu relato breve publicado en enero del año en curso. Las cartas de un enigmático silencioso en busca de su rebeldía, una linda palabra. El escribir es un arte para el cual es esencial tener la valentía, el coraje.

 

Escribir rescata los destinos y soledades del presagio exacto, pero hay que regir mucha valentía para compartir realidades y ficción silente, ya que cada autor busca ser el anonimato en cada historia que está presente en su imaginación constante.

 

A la hora de las recomendaciones que escritores peruanos deberíamos de tener en nuestra biblioteca.

 

César Vallejo, José María Arguedas, Ricardo Palma, José Carlos Mariátegui, Abraham Valdelomar, Julio Ramón Ribeyro.

 

La poesía es el sentimiento que le sobra al corazón. Si te pidiéramos un poema no de despedida, solo de un hasta pronto. Cual de tu autoría nos compartirías.

 

Claro, voy a compartir este poema de mi último libro Sol de Enero en Abril.

 

CARACOLES DEL MUECA

Sapiencia en tus dejos de mueca sin balbucear,
siempre das un paso al costado
y sin prisa.

Manejas bien esa mueca de miedo que da risa
y nunca vistes caracoles,
en mis vestigios de hielo.

Caracoles sin mar de tus ojos,
que lloran los despojos;
dibujas muecas en tu vida,
sin ser concluida por mí.

Siempre sueñas con los ojos,
que dan vida a un cegado;
siempre me pregunto,
como es posible tu miga sin pan.

Siempre muestro los dedos del desquite sin soga,
dejando en claro que muero de risa
y lloro en el farol.

Los caracoles te sonríen,
en el vientre de mimo infinito;
dejando huellas de miel,
en tus besos de mueca fiel.

Esa huella circular de tu vientre,
con un caracol solar;
tus ojos brillan como el oro,
sin mueca de felicidad.

Yo me pregunto,
si tus inquietudes buscan un discute;
yo no presumo los momentos falsos
de los caracoles voladores.

Las muecas son el disfraz de tu ausencia,
en brindis de lluvia;
las risas no se mueren de por vida,
en tu fiesta de infamia.

Caracoles del mueca fingido
y atento al fugaz repaso del tiempo;
dejando en claro que no hay risa siniestra,
en tu boca de caracol.

Me miro en el espejo silente del despecho,
enamorado por ti;
reflejo en mis hojas,
un suspiro de lamentos sin caracoles.

Y el mar me seduce,
para entrar en tus ríos que dejaron lagos
y los caracoles dejaron muecas,
en el rostro de tu adiós…

 

Perú tiene el récord Guiness a la mayor variedad y diversidad de platos típicos en el mundo. Si tu próximo poemario, cuento o relato debiera llevar como marca país el nombre de uno de ellos, cuál sería su título.

 

Muy interesante, nuestra gastronomía es como poesía en verso para los sentidos del gusto detallista del comensal, cada plato típico de mi país es un deleite de letras y sensaciones a revolución. El Carapulcra y su manchita de ají en el ceviche, sería un título de algún libro de cuentos para niños y que hable de la gastronomía de mi maravilloso país, Perú.

 

 

*****************************

 

 

 

Eduardo León (Guayaquil, 1977). Autor de Censurado (El Ángel Editor – 2018), Manzana para mi boca (El Ángel Editor – 2019), Luz Emilia: un cuento de la infancia (Editorial Madriguera – 2020) y Categorización del Ecuador en transportación aérea (Libro Working Editorial – 2020).

Sus poemas figuran además en la antología de poesía del XI Encuentro Internacional de Poetas en Ecuador 2019 – Paralelo Cero; en el audio libro de la Antología Poética Contemporánea versoTRASverso (Editorial Lluevediciones – 2020); en la Revista Hiedra de México, Revista Aullido de España, Revista Innombrable de Colombia y diferentes portales de cultura de Latinoamérica. Dos de sus poemas han sido traducidos al italiano.

Formó parte de la Feria Internacional del Libro Guayaquil 2018, en la que presentó su primer trabajo poético, con el cual inició su camino por la literatura.

Uno de sus ensayos se encuentra en el listado de ganadores en el concurso organizado por la Casa de la Cultura Ecuatoriana Núcleo del Guayas: Textos de la Peste (Anales del Covid-19). Escribe reseñas en las revistas La Verdad y Misiva Digital. Relatos suyos aparecen en el portal de periodismo y literatura loscronistas.net

[Administrador del portal cultural La poesía del prójimo]

Comentarios

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comments
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Casa Bukowski