DINAMITA CEREBRAL / COLECTIVO PERRO PETARDOS – RADIO BUKOWSKI

Por: Pepe Mejía

 

[Dinamita cerebral/ Desde Oruro, Bolivia]

 

Sergio Gareca (Oruro, 1983) ha publicado varios libros: Historias a la Luna (2004) y Bostezo de Serpiente Infinita (poesía visual 2009), Transparencia de la Sangre (Premio poetas jóvenes de Bolivia 2010), Mirador (2011), Tradiciones del Futuro (cuentos 2015), Área Vip (2016), Apología de un Monstruo Diminuto (2018) y La Inconclusa y su Yapa (2019).

Poeta e intelectual de fino olfato y sensibilidad a flor de piel, es uno de los animadores de la radio y desde la radio. Pegado a tierra compadrea con la cosmovisión de los andes, sus pueblos y sus tradiciones.

 

Pregunta.- ¿Cómo definiría a su programa “Dinamita cerebral”?

Respuesta.- Chacota filosófica acerca de temas varios.

 

P.- ¿A qué público está dirigido su programa? ¿Alguno en especial o es apto para todas las edades?

R.- Aquí en Oruro salimos por señal abierta por radio Universidad, entonces, tenemos el público local, que es gente adulta en su mayoría, a pesar de que es una radio universitaria, está más dirigida a los trabajadores de la Universidad. Sin embargo queremos romper eso, y llegar sobre todo a público joven. Por otro lado tenemos Radio Bukowski que es un espacio para compartir con otros agentes culturales en otras partes del mundo. Entonces hay doble objetivo, de comunicar al interior de Bolivia lo que pasa en América y Europa y hacia afuera lo que acontece con el arte y literatura en Bolivia.

 

P.- Desde la estética y la palabra ¿qué es compromiso político y poesía?

R.- Bien, hemos tocado ese punto en el programa porque nuestro país tiene una profunda herida histórica, racial y cultural. Y estas últimas semanas se ve que se puede reabrir, los últimos dos años han sido difíciles, muchos muertos, y un quiebre del Estado. Durante muchos años los artistas bolivianos se han comprometido políticamente con las izquierdas, y queríamos cuestionar esas afinidades y su pertinencia hoy. Desde la estética, ha habido muchos artistas que han marcado escuela  con el compromiso político: Alandia Pantoja, por nombrar a uno, que es el máximo muralista boliviano. Pero no solo está en el arte plástico, está en la música y en la poesía.

 

P.- Realidad y palabra. ¿Dónde se encuentra el espacio cosmológico?

R.- Creo que la palabra ya es un hecho cosmológico y en todas las lenguas. Ellas encierran su relación con la naturaleza y con el cosmos. Aquí las culturas que tenemos más cercanas son aymara, quechua y uru. Para poner un ejemplo, el aymara no tiene verbo ser o estar. Tiene un sufijo enfatizador que es “wa”. Entonces no hay necesidad de decir que tal o cual cosa n, no existe nada que no sea. Otra particularidad interesante es que pasado se dice “Nayra Pacha”, porque en la concepción del aymara, el futuro está atrás y el pasado adelante. Es decir que el camino de los abuelos está delante de nosotros, que recién lo estamos recorriendo. “No hay nada nuevo bajo el sol” dice Eclesiastés. Nosotros en Latinoamérica tenemos ese privilegio de estar acostados en el sueño de muchas lenguas, y no le estamos sacando partido a eso.

 

P.- ¿Cuál es la relación entre “política” y arte? Existe un “arte apolítico”?

R.- Yo creo que todo arte es político. Pero eso no debería significar besarle las suelas a nadie, y no estar inventando paraísos donde no existen. El arte es una reserva moral y por eso creo que no puede tener acercamientos sinceros sin pecar de inocentes.

 

P.- ¿Cuál es su opinión sobre ese arte y esa cultura que emana de las instituciones y el arte que emanada de los movimientos sociales? ¿Existe alguna relación entre ambos?

R.- Yo creo que las instituciones no tienes posibilidad de generar cultura. Creo que su alcance pasa por la conservación y la promoción; y que lo incumplen de modo vocacional, porque el máximo interés del poder es la ignorancia del pueblo. Los movimientos sociales le han agarrado tremendo amor a esa ignorancia. Se entiende por justicia social la eliminación del hambre, pero eso implica solamente pensar con el estómago. Y como decía más antes, mi país, y creo que varios países, tienen una tremenda herida que va más allá del problema pobres contra ricos. El futbol estupidiza a los hombres, las telenovelas a las mujeres, y CNN a quienes se creen inteligentes o informados. Pero sólo son material para charlas huecas en un taxi. En esa última categoría, instituciones y movimientos sociales, son cómplices de un estado permanente de idiotez. Por eso festejo la aparición de Radio Bukowski. Necesitábamos desde hace mucho una herramienta para otros contenidos. Temas de actualidad y vigencia milenaria como laberintos y minotauros. Y eso, sólo se hace desde el arte y la palabra.

Comentarios

Suscribir
Notificar de
guest
1 Comment
Más antiguo
Más nuevo Más votado
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Villarroel
Villarroel
15 días hace

Magnificat

Casa Bukowski