EDUARDO LEÓN RODRÍGUEZ – “Mis poemarios se construyen desde lo cotidiano de mis acciones”

Por Pepe Mejías

Pregunta. – ¿Qué es lo que pretende transmitir en su último poemario “La cura de todos los males”?

En La cura de todos los males hay varios temas que se abordan como la migración, femicidio, nostalgia, esperanza, pero el erotismo es el que se hace protagonista. En pocas palabras el mensaje a transmitir hacia el lector es que el sexo ya no es más un tabú. La poeta María Inés Iacometti lo expresa desde su óptica en el prólogo: “hace un culto a la desnudez, eleva la condición de la piel expuesta a su máxima expresión de belleza, instalándola en la cumbre, en el éxtasis que conlleva la satisfacción del deseo hecho tangible”

 

P.- ¿Puede explicarnos, desde la poesía, la relación entre sexo y amor?

Pienso que todo nace del respeto en la pareja, en la relación del uno hacia el otro, en el peso que se le da a la palabra (compromiso). Desde la poesía creo que los dos (sexo y amor) podrían ser uno solo para convertirse en el principal estimulante y bien lo afirma el escritor suizo Denis de Rougemont al referirse como “la pasión del amor”.

 

P.- En sus obras, Usted trabaja mucho con el erotismo. ¿Cómo se puede transmitir erotismo, pasión y sensualidad a través de los versos?

Fácil. Logrando que el escenario se convierta en una lectura privada entre dos. Ese es el mensaje que predico desde que publique por primera vez en el 2018. Mis versos llegan al lector, uno de ellos se lo lee al oído al otro y viceversa, luego esos cuerpos en llamas deberían comenzar a escribir sus propios poemas.

 

P.- Partiendo de la premisa que es muy difícil transmitir emociones y sensibilidades ¿Cómo construye sus poemarios?

Mis poemarios se construyen desde lo cotidiano de mis acciones, van desde la realidad que me absorbe hasta la simulación de esa realidad (ficción). Mi respuesta parte de la premisa en la que no es difícil transmitir emociones porque yo no escribo en un papel, conmigo se escribe en la piel.

 

P.- La poesía ¿puede llegar a ser violencia del lenguaje?

Desde mi punto de vista no. Hay que conocer el arte en todas sus dimensiones, la historia detrás de cada cultura. Es vital la tolerancia para el criterio ajeno y la prudencia en los actos propios. Desde mi concepción, la poesía es la manifestación de la belleza por medio de la palabra. Seguramente para otras personas sí podría llegar a convertirse en violencia del lenguaje y respeto ese pensamiento.

 

P.- La cama, practicar sexo… ¿tiene que ser lo último para disfrutar de la pasión, de las emociones y viajar en un erotismo infinito…?

Sinceramente no lo creo así, no debería ser así. No es ni lo primero ni lo último, el sexo es parte del disfrute y esa pasión que desencadena sana en muchos aspectos. Esa llama que enciende el erotismo nos lleva a una tierra placentera lejos de la cotidianidad, de los problemas. Hace poco escribí en uno de mis versos: durante el clímax, nadie miente.

 

Comentarios

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comments
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Casa Bukowski