ENTREVISTA AL POETA ESPAÑOL ANTONIO MARTINEZ I FERRER

Por Ivo Maldonado

 

Antonio Martínez i Ferrer (Alzira, Valencia, 1939) fue obrero de las artes gráficas desde los 15 años hasta su jubilación. Luchador y activista anti-franquista en las décadas de los 60 y 79 hasta la transición, sufrió (junto a Antoñita, su inseparable compañera, y sus cuatro hijos) el exilio político en Francia. Como poeta ha publicado la trilogía de libros compuesta por «El rumor del patio» (Germanía, Valencia, 2006), «Angustias» (Germanía, Valencia, 2006), «Corre, corre, niño de arena» (Germanía, Valencia, 2006). También ha participado en la edición de «Cuadernos de Poesía Caudal» (2007, Gijón). Últimamente ha editado: «Senderos» (antología poética, Editorial Crecida, Huelva, 2010), «Huellas» (El Taller del poeta, S. L, Pontevedra, 2011), entre otros. Obtuvo la mención especial en el Premio de poesía “Julio Tobar” (Santa Cruz de Tenerife, 2004), al igual que en el encuentro de voces del extremo “Poesía y vínculos 2011” con el galardón “Aintzinako Bihotz”, (Corazón Arcaico).

Visité la casa del poeta, y entre sus paredes hicimos un viaje imaginario; los mosaicos y el paisaje que nos rodeaba, fueron la excusa perfecta para perdernos de a poco.

Martínez i Ferrer lleva años trabajando para que cada lugar de su territorio artístico sea habitado por colores, formas geométricas o figurativas, incluso sus poemas son fragmentos de vidrio, cerámica o piedra que van dando cuenta de la situación actual del mundo en que vivimos. No olvidemos que los romanos consideraban tan exquisito el arte de hacer mosaicos que pensaban que sólo podían crearlo las musas o los favorecidos por ellas.

Por su hogar han pasado muchos personajes, su casa está diseñada para recibir a sus amigos. El amor devocional que se tiene con Antoñita, su compañera, es de los más entrañables que he conocido. Desde muy niño tuvo que trabajar en las recogidas de naranjas, mientras su madre vendía pescados en una feria de Alzira. Después debió luchar en contra de la dictadura franquista y vivió en el exilio por largo tiempo. Publicó su primer poemario a los 60 años. A la fecha ya lleva más de una veintena de libros, además de comentarios de influyentes escritores acerca de su obra íntima, comprometida, susurrante y esperanzadora. No se detiene en su lucha con el tiempo, su vitalidad asombra. Ha creado su universo artístico en Alzira, una ciudad cercana a Valencia, que fue fundada por los árabes, con el nombre de Al-Yazirat Suquar, durante el dominio Musulmán.

A su paraíso le llaman “La Barraca” sus amigos de Madrid, debido a la cercanía que tiene con el pueblito de “Barraca de Aguas Divas”, sin embargo, él nos afirma, que cuando decida ponerle un nombre a la casa será “El Trencadís”.

Este proyecto nace a principio de los años ochenta, cuando se compra un trocito de tierra, en donde se construye, una especie de barracón con cajas de madera. Prácticamente el 90% de sus mosaicos fueron construidos de material reciclado. Nos comenta que confecciona varios bocetos, mirando el tipo de material con que cuenta, en función a eso con Antoñita, elige sus dibujos, y generalmente hace cuatro bocetos diferentes, eso le sirve de guía.

– ¿Dónde está en el arte la línea divisoria entre lo social y lo panfletario?

– Según el Real Diccionario de la Lengua Española, la palabra panfleto viene del inglés pamphlet y tiene dos acepciones, “libelo difamatorio” y “opúsculo de carácter agresivo”; y panfletario significa “propio o dicho del estilo de los panfletos. En ese mismo Diccionario se define la palabra social (del vocablo latino sociālis) como “perteneciente o relativo a la sociedad”.

Es evidente que la poesía que denuncia injusticias sociales o formula llamamientos a rebelarse ante los mismos, por sí misma, no puede ser circunscrita al termino panfleto, pues en la literatura existen multitud de obras en los siglos XVIII, XIX y XX que enfrentan el despotismo y la brutalidad de los gobernantes y poderosos de la época, con evidente fuerza crítica, y que tan estimables son dentro de la literatura universal.

La única diferencia sería que el relato careciera de verdad objetiva o fuese un libelo violento sin sustanciarse en realidades constatables.

Por ello para desautorizar una obra poética con el calificativo de panfletaria por el hecho de ser un relato crítico a la política y los políticos o formulase llamamientos de carácter ideológico para la rebelión ante las injusticias, es una simpleza o simplemente una opinión malintencionada para desautorizar el mensaje. De modo que habrá poemas extraordinarios y poemas desechables, como hay novelas sentimentales extraordinarias y lamentables o tragedias inolvidables y tragedias inaguantables.

– ¿Cómo ves la situación política en España?

– España es una joven democracia sin apenas experiencia y salida de una dictadura sangrienta sin proceder a una ruptura con las ideologías franquistas. En el transcurso de estos años y tras un periodo de gobernanza socialdemócrata las fuerzas de la derecha fueron ocupando los resortes del poder económico y financiero, poder que nunca habían abandonado por completo, y a través de las reformas efectuadas por el Gobierno de Aznar se procedió a un desarrollo de carácter especulativo a través de la construcción incontrolada de viviendas y a desarrollar artificialmente un proceso de encarecimiento de los precios amparados por la movilización de capitales especulativos. Como toda acción de mercado toco techo y en la retirada de los capitales extranjeros, principalmente alemanes, dejaron el pasivo de la especulación en irrecuperables perdidas de los ciudadanos y las Cajas de Ahorros españoles, de inmediato se paralizaron multitud de obras llevando al paro a cuatro millones de trabajadores con el consiguiente empobrecimiento de la población obrera y la situación de millones de familias imposibilitadas de pagar sus hipotecas. Se procedió al embargo y desahucio de miles de familias dejándolas en una grave situación de desamparo y al mismo tiempo con la caída de los precios de las viviendas. Por lo que el resultado fue, que adoptada una política de desahucios injusta e inapropiada, la ruina de las familias y la ruina de las Cajas de Ahorros no así los bancos prestatarios alemanes que recuperaron todos los capitales invertidos, un monumental fraude de las grandes corporaciones financieras europeas con el beneplácito y colaboración de las autoridades del Banco de España y todos los consejos de administración de las Cajas de Ahorro, que ha llevado a la pobreza a este país. Y que por el momento nadie ha sido juzgado y condenados por tan perverso fraude. Como siempre los ciudadanos de a pie han sido los arruinados por la estafa. A esto hay que añadir el proceso de privatizaciones de la sanidad, de la reforma educativa de la reforma de la ley de enjuiciamiento la reforma de la ley de relaciones laborales, la reforma de la ley del aborto entre otras de menor calado social pero igual de importantes en la deriva hacia la destrucción del llamado estado de bienestar y la privatización de los servicios públicos. Un brutal ataque de la derecha más reaccionaria contra todas las conquistas sociales de después de la segunda Guerra Mundial.

Hay que incidir en el amplio mapa de la corrupción política e institucional que sitúa a España como uno de los países con más corrupción del área occidental. A esa trágica realidad hay que añadir la impunidad que rodea a los responsables políticos, directivos y consejeros de las instituciones financieras y políticas que se ven beneficiados por incomprensibles alargamientos de los procedimientos judiciales y la sospechosa aplicación de la prisión preventiva, que posibilita que individuos encausados por corrupciones de millones de euros estén paseando tranquilamente por las calles, burlándose de la ciudadanía que ve cabreada que la justicia tiene varias varas de medir en la aplicación de las leyes.

En este caótico panorama económico las movilizaciones de Los Indignados comenzaron en las jornadas de lucha del 15 M movimiento de carácter horizontal que movilizo a una gran parte de la juventud a ello han seguido diversas variaciones del movimiento, Rodea el Congreso, 15M, 23M, y otros colectivos populares, después la movilización de Asalta el Congreso, también apoyado por varios colectivos, en todas las acciones presenciamos la injustificada brutalidad policial utilizando medios y formas inadecuados e incumpliendo la Constitución Española en donde el principio de libertas de opinión y manifestación es un Derecho Fundamental de todos los españoles.

Pero posiblemente los más significativos tácticamente por su estrategia concreta frente al desarrollo de una legislación antisocial sean él:

Las huelgas generales del 29 de septiembre y la del 29 de marzo, realizadas por los dos sindicatos CCOO y UGT con la movilización de la mayoría de los trabajadores y una continuada actividad en las empresas tanto en protestas como plantes y paros contra la Reforma Laboral que suprime derechos laborales conquistados en cincuenta años de luchas obreras contra el capitalismo.

Movimiento Anti desahucios, una acción de lucha y enfrentamiento con las injustas ordenes de desahucios y que consiguieron impedir cientos de ejecuciones con sus enérgicas acciones impidiendo el desalojo de ciudadanos de sus viviendas frente a la brutalidad policial mandados por los juzgados ordenantes de los desahucios. Así mismo recogieron un millón y medio de firmas para promover una iniciativa popular para modificar las leyes acerca de las hipotecas, firmas que fueron despreciadas por el P. P. partido de la derecha y gobernando con mayoría absoluta y que en el desarrollo de su mandato ha incumplido reiteradamente su propio programa electoral por lo que ha perdido la legitimidad moral para seguir gobernando.

La marea Blanca, en donde se agrupan todos los colectivos sociales y sindicales representativos de enseñantes, alumnos y padre de alumnos y que desde hace meses están movilizados en docenas de huelgas y manifestaciones en toda España, contra la nueva ley de educación en donde se rompe el carácter aconfesional de la enseñanza redactada en La Constitución, introduciendo, según los deseos de la Iglesia Católica, la educación religiosa obligatoria, por cuanto su evaluación puntúa en las notas finales de los alumnos. Así como otros elementos programáticos que existían en el periodo de la Dictadura Franquista.

La marea Verde, en donde se agrupan los colectivos y sindicatos de los médicos, la enfermería, y personal sanitario así como enfermos y entidades sociales afines a la sanidad, frente a al proyecto privatizador de la sanidad.

Jueces y personal administrativo de la Justicia, también en estos colectivos aunque en menor medida también ha habido manifestaciones ante las reformas administrativas y económicas que introducen el pago de tarifas por las demandas en los juzgados, lo que imposibilita que la ciudadanía asalariada y pensionistas se vea imposibilitada de acceder a las demandas judiciales.

Es evidente que el mapa de las movilizaciones ciudadanas es mucho más amplio que el expuesto, diversos colectivos y asociaciones sociales se han estado movilizando constantemente por todo el territorio Nacional, aunque menos visualizadas que las expuestas, no menos importantes en su incidencia política.

– ¿Por qué decidiste usar como arma la poesía?

– Ante esta situación de desarrollo de un nuevo fascismo globalizado, construido desde los intereses de las grandes corporaciones financieras y de la energía, grandes multinacionales industriales y de la alimentación entre otras, toda esta política socioeconómica que está empobreciendo y llevando a los trabajadores a una nueva era de esclavitud en donde solo podemos esperar hambre, desamparo social y jurídico.

En mi caso, desde hace varios años decido vincularme a los movimientos poéticos de la conciencia crítica y combativa, aportando con mi voz elementos para la reflexión y la movilización frente a la ideología dominante de carácter burgués y contrarrevolucionario. Vinculado a colectivos de poetas como Voces del Extremo entre otros, en esta poesía de la conciencia pienso que aportamos a los diferentes movimientos ciudadanos elementos necesarios para conformar el pensamiento revolucionario con nuevos paradigmas y nuevas estéticas que desarrollen formas nuevas de ver, analizar y cambiar la realidad capitalista.

– ¿Ha cambiado la percepción de la poesía en tu vida estos últimos años?

– Es evidente que los conceptos acerca de cómo hacer poesía han ido evolucionando en el transcurso de mi vida desde una concepción romántica y clasista en mi juventud propia de la inexperiencia social, hacia una concepción social del discurso pegado a los acontecimientos socio políticos que me rodean, a fin de poder contar e incidir en la percepción de los mismos en aquellos que me leen. Y dada la edad, los 60 años, en la que comienzo esta nueva etapa de mi actividad poética, la misma está cargada de lo que llamaríamos una cierta “poesía de la experiencia crítica”, pues mi vida en la actividad revolucionaria contra la dictadura franquista ha sido un nutriente de acontecimientos que a no dudar han enriquecida mi voz en el relato de contarlos y opinar de los mismos es por ello que pienso que mi poesía se inscribe dentro de la llamada poesía de la conciencia crítica y en mi caso añadiría y de la experiencia crítica. En la actualidad estamos sufriendo la vuelta de un nuevo fascismo por parte de la actual derecha política y económica para dominar a las clases obreras y productivas en su propio beneficio al objetivo de la dominación del mundo sin oposición social a su perverso proyecto. Por ello entiendo que en estos momentos de la historia es imprescindible que las voces revolucionarias vivan y convivan con todos los medios artísticos para impulsar una ética humanística y transformadora del ciudadano, para dotarlo de la herramienta ideológica necesaria para trasformar el mundo hacia el comunismo que los nuevos tiempos reclaman , es decir dentro de un contexto social y económico en donde el proyecto personal conviva armónicamente con el proyecto colectivo, donde la libertad no pueda entrar en contradicción con la organización necesaria para desarrollar la producción y la distribución de la riqueza, sin amos ni caudillos en una sociedad solidaria en donde ni banqueros ni mercados decidan las formas de vida de la sociedad. Siempre me agrada utilizar la referencia de las autopistas, en ellas viajamos bajo una serie de normas que nadie contesta, pues crean los elementos de seguridad necesarios para que podamos viajar con libertad y seguridad. A un mejor cumplimento de las normas más seguridad y por lo tanto más libertad para desarrollar nuestro proyecto de viaje.

– ¿Cuál es el legado que quieres dejar?

– Es cierto que no me corresponde a mi contestar a esa cuestión, pues es tan volátil todo, que me cuesta pensarme proyectado en el tiempo, lo único que deseo es que en este momento en que vivimos, mi actitud y mi voz poética refuercen los frentes de lucha revolucionaria hacia esa sociedad libre e igualitaria y en todo caso que puedan ser utilizadas como consignas de movilización y de enriquecimiento revolucionario junto con otras manifestaciones artísticas del pueblo.

 

Comentarios

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comments
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Casa Bukowski