CAMILA MARCELA MARDONES VERGARA – “TODOS LOS OCÉANOS BUSCAN TU NOMBRE”

¡Compartir!

Dejé la ciudad a mediodía

 

y junto a ella abandoné a mis ciervos.

Al momento de la huida

la tinta, desparramada

ensució la cama en la cual dormían nuestros animales.

Todo se cerró sobre sí mismo

las ventanas cerradas

y la luz encendida

 

Tus ciervos exigen su lugar

en mis costillas.

Me siguen por esta ciudad

en la que nunca es mediodía

 

Corro al lago al cual

nuestros animales temen.

Un caballo abandonado en bencina

libra batalla en la orilla.

En llamas busca abandonársele a la muerte

 

El sol suena a balas sobre mis pupilas.

Alguien pide ayuda a lo lejos

en un vocablo parecido al mío

 

Y te pienso

 

Te hablo de guerra.

Te hablo de guerra y te hablo de nadar

como si alguna vez hubieses alimentado a un animal

como si lo hubiese alimentado

y huyeses ante la honestidad de su violencia

y de su ternura

 

Te hablo de guerra y te hablo de nadar

como si alguna vez hubieses

ardido en la orilla junto a un caballo

como si alguna vez hubieses incendiado una casa

como si alguna vez hubieses prendido fuego a algo.

Dulce juego

 

dulce obra

dulce agua

pecera celeste

ojosarriba

agua y saliva

arden las manos

con marginal rudeza

arden las manos

pecera celeste

ojosabajo

el hastío es un puente

un animal en llamas en el borde

del lenguaje

aquí está mi bestia

nómbrala como tú desees

gatomadre

avedescanso

rataincendio

con poderoso sexo                   destrucción

fuego

mi animalidad arde con natural rudeza

dulce juego

dulce juego

ay, mis lágrimas

ay, el río.

Nací verbo quebrado e insular

 

pequeña isla corrompida nací

con el vientre pegado al cemento maldito de las ruinas

y en el rostro     balas-hielo

como ojos que iluminan el universo terrible

de la canción agua

 

Nací árbol donde el cachorro asustado se trepa

nací cachorro que trepa buscando nido

nací nido donde el agua es escasa

es polvo                   es golondrina herida

 

Nací escasez             ebullición                     isla

ebullición nací

con el vientre pegado al silencio

 

Nací isla gravitatoria

nací gravitación que busca cama

-territorio seguro-

nací búsqueda         nací búsqueda

nací buscando un vuelo         un puerto

algo que poner entre los dientes

 

En la búsqueda corrompí mi verbo

y en las ruinas               y en los ojos

guardé la canción agua

la bala-hielo

 

Guardé tu canción antártica

entre mis piernas insulares

guardé tu canción antártica

para nuestro baile ritual en la hipotermia

 

Para nuestro baile ritual en la hipotermia

guardé la Antártica

toda ella me llevé en las palmas

y ese ruido pobló este andar inescrupuloso

 

El baile de quienes queremos perder el nombre

el nombre de los caídos en la batalla del agua

el dolor del Pacífico, del Atlántico, del Índico

con ese dolor poblé las latitudes

todas ellas poblé

en un mapa donde siempre perdemos la orilla

pero nos encuentra la búsqueda

nos sorprende el puerto

los dientes se colman de líneas fugitivas

y el escape, entonces, se torna hermoso

 

Escucha bien:

 

¿soportas la belleza?

¿soportas la belleza de una isla que escapa?

¿soportas la belleza de una isla que escapa de sí misma?

 

Nací verbo quebrado e insular

pequeña isla corrompida nací

y en el pecho                     una caverna

que soporta la violencia del barco perdido

que adora el vidrio que lleva el mensaje

a otra isla

a esta isla

a cualquier isla

 

Lo que brilla es el mensaje

lo que brilla es el vidrio

lo que arde es el barco estrellándose en la arena

lo que arde es el ruido del barco

estrellándose en la arena

 

Y en este pecho caverna

cabemos todos               nadie cabe

nadie entra

todos somos la caverna

 

Nací árbol donde cuelgan zapatos impares

nací mata donde se pare lo perverso

nací invierno en Santiago de Chile

nací madre a los treinta años

nací hermana expatriada

nací manos heridas

nací reloj de arena

y en su tic-tac indescifrable

todos los océanos buscan tu nombre

 

tu nombre para descifrar el andar entre medusas

tu grito originario para la caverna-pecho

 

Nací verbo     duende     escafandra

grito           resurrección     y recreo

 

mapa desdoblándose al son del baile de la muerte

niño pequeño envuelto en máscara de fantasma

niña pequeña escondida entre las malezas

 

Nací puerto

nací puerto

maderita rota nací

y te regalo este viaje

 

te regalo este viaje

este sonido ridículo

este poema que habla de zapatos impares

y nada más

de nada más te hablo

 

porque nada más me fue dado.

BIOGRAFÍA

Camila Marcela Mardones Vergara (1991) es profesora de Historia y Geografía, Licenciada en

Educación y Diplomada en Gestión del Patrimonio Cultural. Magíster en Literatura Española y

Latinoamericana de la Universidad de Buenos Aires.

Entre sus reconocimientos literarios se encuentran: Mención especial del jurado en concurso “Poetas de

Habla Hispana”, España (2015), Primer lugar modalidad poesía en IV Concurso Internacional de Poesía y

Cuento “El Parnaso del Nuevo Mundo”, Perú (2014-2015), Primer Lugar en el 2º concurso de creación

literaria Balmaceda Arte Joven (2010), Único premio joven en el concurso nacional de literatura “Premio

Lagar, Gabriela Mistral” (2009).

 

Su trabajo poético ha sido publicado en las antologías “Mujeres en tiempos de esperanza, crisis y

pandemia”, Biblioteca del Congreso Nacional, Chile (2021), “Aislados: Dosis de poesía para tiempos

inciertos”, Dendro Ediciones, Perú (2020), “Palabras escondidas” homenaje a Stella Díaz Varín, Ediciones

Punto G, Chile (2016), “Contrasilencio”, Ediciones Balmaceda Arte Joven, Chile (2010), “Anda libre en el

surco”, Sociedad de Creación y Acciones Literarias Región de Coquimbo, Chile (2009). En las revistas

impresas “Papeles de la mancuspia”, Cuba y México (2014), “Jóvenes Olvido”, Valparaíso (2010), además

de numerosos sitios web. En cuanto a crítica literaria, publicó en “Surales: Ejercicios de crítica literaria en

Puerto Montt”, Ediciones Balmaceda Arte Joven, Chile (2016).

 

“Cautiverio” es su primer libro publicado. Primera edición por Balmaceda Arte Joven, Chile, 2015. Segunda

edición por Artexto y Capuchas, Argentina, 2017. Actualmente prepara su próximo libro, titulado “Cuando

habitemos el agua”.

 

Instagram / kameliacautiva

 

Comentarios

Suscribir
Notificar de
guest
1 Comment
Más antiguo
Más nuevo Más votado
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Diego Arbit
Diego Arbit
16 días hace

Sos una genia Cami!!!

Casa Bukowski