HÉCTOR VELOSO ESPINOZA – “Y BAILARÉ DANZAS DE OPIO”

¡Compartir!

Último acto

 

Tentáculo sofrito con especias,

escabulle de la muerte triturando cráneos.

Concédeme células basura

para baldear tu cuarto

regálame sus caderas,

para hundirlas a medianoche

bajo la tierra,

ahogándonos,

destruyéndonos.

Dame un puñado de insectos venenosos

para cortar sus venas con disecciones jugosas

y luego respira.

Fumaré amargo tabaco

esperando el eclipse.

Estoy cansado

No quiero ser más valiente

Hoy tragué los vidrios de tu suicidio

en una terraza con aroma a incienso

Mañana compraré un traje de lino beige

para simular estar vivo

Y bailaré danzas de opio

sobre los cadáveres de mi último acto.

 

 

Paseo de la Castellana

 

A cada instante

Respiro en círculos

A cada instante

Aterrorizado

Por la letanía.

Revuelto en el Parque del Retiro

Con mi radar de burbujas,

Inquieto por la inapropiada soledad.

Suena el disco “Exciter”, por todos lados…

Suena el rayo delirante

E inquieta el sonido tan depurado del tren frenando sus pies

 

Mejor cambio de andén

Para ver mejor la escena

¿Cuál escena?

 

La busco

No la encuentro

Está en mi cabeza.

A cada instante respiro en círculos

A cada instante

En círculos de pánico

Aterrorizado

 

Cuando el cuerpo habla

Suena

Cuando el amor es libre

Suena

Cuando el cuerpo sueña

Suena

Respiro en círculos

En la Avenida Menéndez Pelayo

Al salir del metro

Y sueño que estoy allí, devorando todo

Sueño en círculos

Sueno en círculos

Aterrorizado

Cuando el cuerpo habla

Cuando la línea circular

No se detiene

Y abraza Madrid

Con sonido biónico

Revolviendo el parque y

Apagando el sol

En el paseo de la Castellana.

 

 

Censura

 

Caminan espíritus sobre la mesa acariciándome,

pidiendo que recapacite

revuelven la sal, el ají, la cerveza.

Me suplican que parta,

me insultan, me roban alma.

Piden que no escriba de angustia, de oscuridad, de ira,

me incitan al amor, pero a sus formas.

Hablan de los ángeles, de gnomos, de elfos, de hadas.

¿Desde cuándo me pautean?,

¿desde qué instante me censuran?

Yo escribo desde mi ADN

Desde lo que el ruido urbano me provoca.

¡Y que se larguen!

¡Y que ni se atrevan!

¿Acaso se creen perfectos?

¿Sabelotodo?

¿Y qué buscan?, ¿la redención del arte?

¡Entiendan! no hay presión mental que impida quebrar los cánones sociales.

La muerte está allí para hablar de ella,

la tristeza nació para seducirla en las sombras.

Aléjense antes que me autoexilie de este infierno.

 

 

La privacidad del ser

 

Por extraña razón el ser fluye

No me vengas con cuentos superiores ni las culpas colectivas

Por extraña razón se desparrama el ser

Por las góndolas de la historia.

Es torpe y lerdo, se jacta y avergüenza, se pierde.

Es capaz de decir y desdecirse.

También miente y se culpa, ama y engaña.

El ser todopoderoso con inteligencia artificial camina presuntuoso,

Se aplaude, se toca, se ama.

Muerde todo, sin ganas,

Vomita

Y sigue,

Se pierde.

Por extraña razón mata y remata

Llora y retuerce.

Por extraña razón se complica,

Habla mal de los otros.

Por extraña razón no deja tranquilo el placer del silencio

Y enferma con pulsos de lava.

La privacidad del ser asusta

Al tener que vivir en el aquí de la historia

Siendo nada más que un segundo.

 

 

Futuro

 

Silencia todo lo que puedas

A medida que vayan entrando

Captura todo lo que veas

Pero nunca reveles la clave

Levanta la mano y entra a la fila,

Escucha:

Ahora estamos en el pasado de otro futuro

que tal vez ya no nos recuerde.

 

 

BIOGRAFÍA

Héctor Veloso Espinoza es periodista, escritor y poeta. Nació el 21 de julio de 1977, en Concepción.

Tras residir en Madrid durante 2003 y 2004, consolida su pasión por la poesía, escribiendo varios poemas de “Puñales”, su primer libro, que lanzaría 19 años después.

Durante 2016 y 2017, se integra al Colectivo de Poetas Penquistas “Cóctel Lírico”, etapa en la cual participa de la publicación del compilatorio de dicha agrupación titulado “Cóctel Lírico. Poesía Menor de Adolescentes Tardíos”.

Fue además incluido en el libro “Microcuentos# del concurso literario de relatos cortos desarrollados en la ciudad de Concepción, publicados además en los asientos de la locomoción colectiva penquista.

En diciembre de 2018 presenta su primer poemario “Puñales” en Concepción y Chillán.

 

Comentarios

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comments
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Casa Bukowski