JUAN CARLOS DE SANCHO RAVELO – ESA RUDA ENVOLTURA DE LA PALABRA

¡Compartir!

CINCO POEMAS

( del libro El saltamontes Metálico )

 

Hay expresiones que no pueden

señalar nada, me dijo el gato Ataulfo Termophilus

El lenguaje desdice lo que dice,

ninguna palabra del caracol

es tan veraz como la casa que construye

Siempre hay ruinas en los conceptos

mientras puntea el violinista un pizzicati tuti,

el salto del saltamontes metálico

Carraspea el fumador de opio

y el arpa intenta disimular

el enorme estropicio de los elementos

El presentir es asunto delicado

la intuición es tanto conocimiento

como este fa bemol

La música, el fogonazo del dibujo,

redefine al gato Ataulfo

el rastro brillante del caracol

sobre la piedra quieta

¡Y estos espacios vacíos

donde las leyes de la ausencia

entran en contacto!

 

 

 

 

Esa ruda envoltura de la palabra

golpea la tecla del piano

Sabe de su saber, conservar el mundo

el piano, sobre todo el piano

Quiere deshacerse

de un pensamiento inoportuno

busca el cuenco roto

para pegarlo con hilo de oro japonés

Esa herida de la palabra

la angustia de vivir sin nombre

cada cosa perdida en sí misma

¡Eh, desordena esta certeza !

No me pidas los cuentos de Ariwara No Narihira

Que te apetezca no identificar en este poema

la salida, no hay salida en el sagrado recinto

es muy tosca la palabra del viento

Tu envergadura

es la misma que esta pirámide de Keops

la fuerza que concentró y levantó

tu descomunal Idea

 

 

 

 

Imagínate a este violinista

interpretando a Mendelshon

en el limonar de Arico

La noche ha huido como un sueño de Narihira

¿Qué andas buscando?

¿Por qué tanta urgencia?

Llamo a Mahler para pedirle

una explicación razonada

pero cuando más lanzado ibas

el violín comenzó a flotar en la neblina

¡Cuantas vibraciones en ese pliegue!

¿Cómo es el mundo dentro de esa música lejana?

No hay batallas reconocibles

pero alguien llora con lástima abajo

y su alma confundida y exhausta

vaga por estos territorios

del infinito limonar

El violinista parece un enfermo abatido

¿Y si apareciera en el limón su lágrima?

¡Oh, este mundo romántico y expirado

pero que acaricia sin cesar las puertas

del Jardín de Epicuro !

Nosotros, los violinistas de Arico

y estos vientos de otoño.

 

 

 

 

¡ Neumónides, anda

dile a Nacubodonosor si

la empaladiza está preparada

Está por llegar el Príncipe del Caos

y su prole de hermeneúticos

Traza el sol su llamarada vainilla

el camino centellea a su paso

Los caballos galopan sobre el

dibujo que la nube propone

Trae una Idea, Neumónides

una idea del tamaño de un elefante

el relámpago de una experiencia única

y apasionante

Restituiremos con precisión la Geometría

El Infante nos prefiere desprevenidos

y que el acontecimiento se produzca

con músicos africanos y pavor

¡Neumónides, despliega tus alas !

Aquí, en Palacio

amamos los desequilibrios

las divertidas invenciones de los poetas

desconectados de las circunstancias

¡Bien, dales paso pues !

¡Que sea bienvenido el invisible ingenio!

¡ Neumónides ! ¡Neumónides!

¡Todo lo que nos hemos perdido!

 

 

 

 

Artajerjes, tú que reinas desde Arta

la verdad y la rectitud

ignora las partes y ve directo al Volumen

La poesía de estos tiempos sombríos

tendrá que abrirse a tus invenciones,

nos alejaremos de las imposiciones y los credos

En este precipicio sin fin

fundaremos el Extravío Estelar

Nuestras providencias

aportarán luz a estos dibujos

que nadie consiguió descifrar

¡Oh Artajerjes

alimentemos con sus fulgurantes llamas

el arte del escultor medieval

la danza del eunuco

No tenemos que saber tanto

Saint-Saëns decía que la música

es solo un masa blanda

que podemos estirar, concentrar

¿Entiendes a lo que acabo de referirme?

Artajerjes, produzcamos

un nuevo signo inspirado

Este árbol esperando tu aurora, la verdad

y el acaecimiento de la nueva vía

 

 

 

BIOGRAFÍA

Juan Carlos de Sancho Ravelo 

 

(Las Palmas de G.C, Islas Canarias, 1956). Escritor, editor, guionista e ilustrador. 

Ha cultivado la poesía, el ensayo, la columna periodística, el guión documental y cinematográfico, la

narrativa infantil, el microrrelato, la novela. Editor y antólogo internacional, dibujante de tiras cómicas e

ilustrador de sus propios libros. Traducido a diversas lenguas, parte de sus escritos de pensamiento y

estudios sobre su obra literaria han sido publicados en diferentes revistas especializadas de Irlanda,

Portugal, Italia, Costa de Marfil, Benin,  Isla Mauricio, Francia y México.

 

Autor polifacético, ninguna manifestación artística ha escapado a su creativa imaginación. La Fiesta del

Desierto, Las Unidades Fugaces, El Confital, Manuel Vázquez Montalbán en Memoria (prologado por

José Saramago), El Tren del Infinito, El Paraíso Terrenal, Poema para transfigurar la mirada de los

niños, Diccionario del Mono Leído, La Casa del Caracol, Isla Sombrero: Cuentos y Descuentos, Elogio de

lo Invisible, Galdós Responde, Fábulas Improcedentes…forman parte de su extensa obra literaria.

 

En los últimos años asiste como ponente a diferentes Encuentros Internacionales de Literatura [México,

EEUU (conferencia sobre Benito Pérez Galdós en la Universidad de Boston, Abril, 2019), Argentina,

Egipto, Irlanda, Palestina, Chile, Italia, Costa de Marfil y Portugal] donde suele difundir la literatura

insular y el pensamiento archipiélago. Ha recibido premios nacionales como guionista y literarios en Islas

Canarias, donde reside habitualmente.

 

Comentarios

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comments
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Casa Bukowski