ISABEL BONO – ALGO DE INVIERNO

¡Compartir!

por Matías Escalera

 

Dicen que Isabel Bono es la poeta de lo pequeño y de lo cotidiano; nada más lejos de la verdad. Se

trataría, tal afirmación, de otra de esas tantas etiquetas y cláusulas con las que la crítica perezosa

reduce el hecho poético desconcertante o con las que se contenta a sí misma. La poesía de Isabel Bono

es, por el contrario, la poesía de lo grande y de lo universal inconmensurable; tan grande como el

corazón que siente sin escudo –a tumba abierta– el frío y áspero contacto con la piel del mundo,

anhelando poseer, a riesgo de perecer en el intento, el mundo entero en su inclemente áspera frialdad.

 

La poesía de Isabel Bono es tan inmensa como lo es su inmensa tristeza de fondo, mas discreta hasta

casi el silencio; o como lo es su infinita compasión hacia la fría aspereza de los seres que habitamos la

realidad completa que contempla con esa mirada y esa sonrisa tan tranquilas, tan tierna y

acogedora.

 

Queridos lectores, queridas lectoras, están frente a la poesía de la inmensidad, una poesía que fluye

mansamente desde la enormidad de un corazón sincero compadeciendo el mundo, algo tan raro

como una hermosa perla nacarada que se mantuviese limpia, lisa, tersa y esplendente dentro del

barro.

1

 

Asunto: PATALETA DE ENVIDIA, O ALGO

Fecha: 17 jul 2007 15:22

 

el animal que habita el laberinto de mi oído

sigue amando las palabras

 

de la punta de mis dedos

saca sal para sus noches más frías

 

cuando hundo la cabeza en el agua

contiene conmigo la respiración

 

sólo entonces no me dicta

 

sólo entonces parece dormir

o hacerse el muerto

 

mi animal y yo

anestesiados

dejándonos mecer

dejándonos vencer por la marea

 

[Del libro La canción de Mercurio]

 

2

 

siempre tuve deseos de ser hombre

 

siempre tuve deseos de ser hombre

gato adoquín insecto obra maestra

 

madera de violín partitura

lienzo pincel amarillo de cadmio

 

campo de trigo con o sin cuervos

cristal de sal nuez moscada

higuera tronco de olivo

saco de algarrobas

 

el azul de los témpanos

la lluvia

el mar rojo

toda tu sangre

 

serlo todo a la vez

y recordarlo

 

 

[Del libro Algo de invierno]

 

3

 

si fuera verdad

 

si fuera verdad

el olor a barro

el olor a fuego

y vivir así encendido

incendiado

 

sin brújula sin imaginación

sin oficio sin zapatos

 

si fueran verdad

los mercados

los mapas

los elefantes

cada fruta que como

cada semilla

que hundo en la tierra

 

si fuera verdad

que lo importante es saber

no hacer

 

si algo fuera verdad

 

 

[Del libro Brazos piernas cielo]

4

 

cada tarde la misma canción

 

cuando los niños se iban a sus casas

yo me sentaba bajo el muro del rompeolas

con los brazos cruzados

esperando a que subiera la marea,

esperar era mi juego

 

las babosas negras brillaban para nada

los gritos de mi madre brillaban para nada

 

con la espalda apoyada en el muro

sentada tercamente sobre la arena negra

y sin apartar la vista del horizonte

yo esperaba detener la marea

 

 

[Poema del libro Lo seco]

5

echo de menos ser inmortal

 

se acabó la prisa

quedan las hojas secas y el mantel puesto

la cama sin hacer y las horas insomnes

 

se acabaron las canciones

se acabó esa música que movía ciertas estrellas

quedan ciertos días de sol, atrincherados

como la fe dormida de un niño

 

se acabaron las ganas de correr hacia los charcos

no quedan pájaros ni frutos en las ramas

la huella de un pie desnudo

sobre las baldosas

 

todo se pierde

todo se gasta

 

todo se gasta

 

 

[Del libro Me muero]

 

 

BIOGRAFÍA

Isabel Bono (Málaga, España, 1964). Con siete años escribe su primer cuento. Con nueve comienza un diario de sueños que, a día de hoy, continúa en su blog “La espuma de las noches”. Con diecinueve escribe sus primeros poemas. A pesar de sentirse cómoda en la poesía no se olvida de la prosa, y en 2016 gana el Premio de Novela Café Gijón por Una casa en Bleturge (2017), la que considera su primera novela. Es autora de una veintena de libros de poemas, entre los que cabría destacar: Señales de vida (1999), Los días felices (2003), Algo de invierno (2011), Pan comido (2011), Brazos piernas cielo (2012), Hojas secas mojadas (2013), Cahier (2014), De otra vida (2017) junto al dibujante Federico del Barrio, La canción de Mercurio (2017), Lo seco (2017), Después (2019) y Me muero (2021). También ha publicado un libro de sueños La espuma de las noches (sueños 2005-2015) (2006) y, como narradora, además de Una casa en Bleturge (2017), es autora de Diario del asco (2020). isabelbono.blogspot.com // vimeo.com/isabelbono

Comentarios

Suscribir
Notificar de
guest
1 Comment
Más antiguo
Más nuevo Más votado
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
sabel bono
2 meses hace

Muchas gracias, qué ilusión estar en Casa Bukowski, mirando con él paredes blancas (por si se nos aparece algún poema). Salud&poesía!

Casa Bukowski