César Olivares – ¡Ave Pibe!

¡Compartir!

1

Cansado de Ser silencio

y de ver caer el tiempo con su esqueleto de hojas

envejecidas

el abuelo ha llegado lento como un reloj

y ha estropeado las horas incólumes del otoño

espantando pájaros y ladridos

piedras niños tempestades

en una ciudad tan lluvia y sin memoria

Y es aquí cuando parece decirme

(con su voz de vino y de pasado)

que está demás despellejar el tiempo

con sus tardes

que nadie puede vivir lamiendo los recuerdos

sin ponerle una pizca de mentira a las edades

Tan cierto y tan real como una historia salida

de su boca

el abuelo ha escapado de los inviernos

(en silencio)

y ha regresado a casa

con el cielo derribado a sus espaldas

 

De: Canción de sombra

II

Sé que me acordaré de tu pelo suelto

(cascada noche

caída sobre tus senos

a manera de un viento tibio)

 

Sé que me acordaré de tu cintura

de la destrucción inevitable de tu sexo

registrada

en alguna habitación lejana de hotel

 

Serás por siempre palabra dormida en mi memoria

la más vaga imagen

de un grito quebrado sobre la alfombra

 

Por eso y aunque el tiempo solo sea

sudor sobre tu cuerpo

tu piel seguirá envejeciendo a mi costado

 

Como una herida multiplicada por tu nombre.

III

Tengo tu nombre intacto

y un corazón detenido en la garganta

Tengo el tiempo muerto en los bolsillos

y tres minutos extras para hablar de tu cintura

 

Sin embargo

a veces hablo de ti conmigo y sin mí

Sin embargo

a veces hablo de mí contigo y en ti

aparece un silencio inevitable

 

como de flores muertas.

De: Rostro de lluvia

13

desde que detuve la mirada sobre el invierno de mis pasos

los caminos han extraviado su distancia

el cielo apagó su sol

atravesando el frío tres lunas cada pájaro

 

sin embargo

no puede decirse bajo qué cielo me desvisto

bajo qué palabra estoy destejiendo esta tristeza de camino

sin tener vergüenza

de andar erguido

como los árboles

 

hasta las nubes supieron hacer lluvia lejos de su origen

y

yo

que no tuve otra oportunidad de ser luna

derribé aves con la mirada

paz nube y esperanza

bajo el cemento

sin embargo

llegará el día en que sol y luna bajen a jugar con el

invierno

y uno pueda transitar desnudo por su propia piel

en pleno reconocimiento de sus facultades

 

pero ahora

carezco de dirección

para saber en qué cuerpo voy a caerme muerto

 

me desespera esta soledad que me hace común

a todos los hombres

 

estoy en la propia pausa de mi mano

y mi mano

en la enorme pausa de su movimiento

De: TransyGente (2014)

NAVIDAD

Jesús nació un 25 de diciembre

frente a mi casa

Tenía el cabello largo

Y un padre estibador y hasta

aprendiz de carpintero

De su madre sólo supo que se llamaba María

Y cuando él decía que era virgen

Los vecinos blasfemaban soltando carcajadas

Sin embargo

Un día caminó sobre las aguas

que una señora arrojó desde su puesto de verduras

Las navidades de Jesús no siempre fueron buenas

siempre el recuerdo del viejo la virgen siempre

Y la misma cruz de hierro

pegada a su sonrisa

Ahora espera pensativo junto al “Jordán”

Un tal Bautista le ha ofrecido algunas aguas

16

Entonces supe de mí por un poema

Estaba escrito sobre una etiqueta de leche evaporada

Era como las cosas que pasan

De caligrafía urgente

y de letra ingrávida

En vano perdí el tiempo hurgando fotos antiguas

y periódicos viejos

Era el poema dentro de una lata de conservas

Traía noticias mías con adjetivos de plumero

de alfombra pisada con zapatos de mendigo

Por eso la costumbre de leer lo que se esconde en la alacena

Me entero así de la vida doméstica que lleva mi mujer

cuando me ausento

Pero llegado fue el día en que su mano jamás volvió a forzar

la cerradura

Ni a recoger su trenza ni a ofrecer su ombligo

Su recuerdo quedó sobre la cama como un acertijo planteado a la

frazada vacía

Pero nada tiene ya importancia

(esto lo supe en el último verso hallado en la nevera)

 

Sucede que cada vez conozco menos de mí

Y a veces no conozco nada.

De: La vestimenta de los días (2009)

BIOGRAFÍA

(Trujillo, Perú, 1979). Licenciado en Educación, en la especialidad de Lengua y Literatura. Ha realizado estudios de maestría en Literatura Peruana y Latinoamericana por la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Fue integrante del Comité Editorial de la Revista de Estudios Vallejianos y Creación Literaria Cátedra Vallejo (2013 n° 1 y 2). Ha obtenido los siguientes reconocimientos literarios: Mención Honrosa en Poesía en el concurso literario Lundero 2000 y 2003. Primer Premio en Poesía en los Juegos Florales UNT (dos años consecutivos 2000 y 2001). Primer Premio y Segundo Premio en Poesía y Mención Honrosa en Cuento en los Juegos Florales Interuniversitarios “Luis Hernández Camarero” (2001). Primer Premio en Poesía en Concurso de Literatura “Marco Antonio Corcuera” (2003). Entre sus publicaciones, se puede citar el libro de poesía La vestimenta de los días (2009), la recopilación de crónicas periodísticas Jeremiadas (2010 – segunda edición 2012), el libro de textos narrativos Talión y otros cuentos de venganza (2010) y Transygente (o poemas escritos en un micro) (2014).

Comentarios

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comments
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Casa Bukowski